El mapa no es el territorio
 

Uno de los aprendizajes más interesantes de mi formación en PNL es el concepto de "El Mapa no es el territorio". Una idea que de tan básica parece imposible que no la estemos utilizando a todos los niveles de la sociedad en la que vivimos. Obviamente la cosas simples a veces no son tan fáciles, sobre todo cuando entran en juego las emociones, el ego y las experiencias de cada cual.

Lo voy a resumir de manera simple, como yo lo he interiorizado:  cada uno ve la vida de una forma muy diferente en función de una serie de creencias, valores, educación y experiencias que conforman su  manera de enfrentarse a la vida.  Es decir, cada uno y cada una tenemos un mapa con el que viajamos por el territorio que es la experiencia vital. Recuerdo las palabras de la poeta Carmen Camacho diciendo aquello de "Caúno con sus caunás". Efectivamente,

 

Lo que propone la PNL es darse cuenta de que cada persona tiene un mapa diferente para andar por el mismo territorio y que, siendo conscientes de esto, entenderemos que hay más de una opción a la hora de abordar un problema o poscionarse ante las cosas, y que sabiendo esto, seremos más empáticos con las ideas y emociones de los demás, más respetuosos al no meter nuestro mapa en el del otro, es decir no tratar de hacer que los demás piensen como nosotros,  y además saldremos ganando al recibir una mirada complementaria a la nuestra, otro mapa, otra manera de andar por el teritorio, un aprendizaje para la ampliación de miras.

Integrando la idea de que "el mapa no es el territorio" nos posicionamos ante la crítica y las opiones contrarias a las nuestras de manera constructiva y sin sensación de cuestionamiento o agresión a lo nuestro.


 

 

Fotografiando el mapa.

Fotografiar el territorio de una persona es la manera de conectar con su manera de ver la vida, de situarse en el mundo. Cuantas más "fotografías" tengamos de la manera que tiene esa persona de ver el mundo, mejor será nuestra comunicación con ella.
De nuevo la fotografía nos regala un ejercicio de "mirada". Ver el mapa del otro nos ayudará a comprender por dónde se mueve.

En esta sesión seguí utilizando el modelo de maniquí femenino para simbolizar la observación de las diferentes partes del prisma humano  . Cada tramo fotografiado simboliza ideas, emociones, sentimientos diferentes de esa persona que conforman su manera de ver la vida.  Es un acto de contemplación.

La fotografía puede ser una herramienta de escucha interna, de observación de lo que la otra persona nos dice.

 Pueden probar a fotografiar a sus parejas, a sus familiares, amigos mientras escuchan sin juzgar cómo ven la vida y en qué se asemejan o difieren a la nuestra. Es una manera de trabajar la aceptación incondicional del otro.



 


Añado a continuación una explicación más extensa de este concepto:  
(extraigo el texto de l http://www.pnlydesarrollopersonal.com de Jorge Jiménez)

 

Uno de los principios básicos de la PNL es que el Mapa no es el Territorio. Esta frase viene del lingüista Alfred Korzybski, el primer hombre en utilizar el concepto de neurolingüística. Este término se le ocurrió durante la Primera Guerra Mundial al caer él y el pelotón al que lideraba en una fosa, la cual no aparecía en los mapas. 

 

De esa experiencia salió el término de que “el Mapa no es el Territorio en sí mismo”. Gregory Bateson completo este término añadiéndole “y el nombre no es la cosa nombrada”. Para entender esto último cojamos de ejemplo la palabra agua, agua se puede decir de miles de formas y en miles de idiomas, pero sigue siendo una palabra, no representa al agua en sí. 

 

¿Esto de “el Mapa no es el Territorio” que quiere decir exactamente? 

 

El mundo no es tal y como nosotros lo percibimos, la realidad que vivimos es la que nosotros hemos creamos debido a nuestra interpretación de la misma.  Ya de por si entre distintos seres vivos percibimos el mundo de forma distinta, (...) 

 

El cerebro se ve obligado a filtrar la información, esto quiere decir que de todas las cosas que vemos, sentimos, escuchamos y percibimos solamente una parte de toda esta información es procesada. Además esta información debe de pasar un filtro, y cada uno disponemos de nuestros propios filtros que varían en función de nuestras creencias, valores, intereses, preocupaciones, estado de ánimo etc… Todo esto modifica y da forma al mapa de la realidad que vivimos.

 

Este conjunto de filtros crean nuestro propio mapa del mundo, y algunos tenemos tan fijados esos filtros distorsionadores en nuestros procesos mentales, que vivimos con una distorsión constante en muchas facetas de nuestra vida, llegando a convertirse en graves problemas. La comprensión de nuestros procesos mentales ayuda a la detección de esas distorsiones, y en eso la PNL es excelente.

 

El Mapa no es el Territorio. Nuestra realidad no es la realidad en sí, sino una representación que nosotros tenemos en nuestra mente sobre la realidad, y una representación es solamente eso, una manera de ver la realidad”

 

 

¿Mi estado anímico afecta a mi Mapa?

 

Nuestro estado anímico influencia la calidad y claridad de nuestro mapa, si tenemos pensamientos negativos y nos estamos centrando de forma continuada en ver el “vaso medio vacio” nuestro cerebro se centrará en lo negativo, y para más inri luego esa información pasará por unos filtros de negatividad que no serán precisamente los que nos ayuden a salir de ese mal momento de apatía.  

 

 

1/1

© Ventura Camacho. HARA.|  COACHING | SERVICIOS EDUCATIVOS |  Contacta. Barcelona. 

  • LinkedIn Social Icon